DIVAS DE CORREDOR


DIVAS DE CORREDOR

  • Monólogo escrito, dirigido y actuado por Adriana Moles.

Monólogo que combina teatro cabaret, clown y un repertorio de cantos populares, internacionales y operísticos para guiar al espectador en un viaje por la hilarante imaginación de su protagonista: Madame Bijoux du Jour. Una excéntrica anti diva en el olvido que mientras espera a su amor platónico: Memo el de la farmacia y desde su sillón en un rincón de Azcapotzalco, nos contará sus éxitos de casting pues nunca le dieron ningún papel (a excepción de un pato). En este peculiar recorrido, esta Diva de corredor, esta actriz decadente que ha desgastado sus pies por los pasillos tantas veces andados y que nunca la condujeron al éxito, nos contará de los diferentes personajes que encarnó, de aquellos con los que tropezó y que van desde Doña Clemen la del cantabar, hasta la cantaora Chiti de Sevilla, Paloma Guerrero presidenta de la asamblea de rechazados de la UNAM o bien, podremos apreciar la entrañable relación que tiene con Monique, su amiga imaginaria, quien continuamente la induce a brindar.

Esta obra es un carnaval del cuerpo, la voz y sus infinitas posibilidades. La acompañan un perchero pletórico de batas y pelucas, su “orquesta interior”, el sensacional Baldomero Jiménez al piano, su tan amado público (para ella imaginario) y su inquebrantable voluntad de ir al encuentro del otro a partir de una historia de fracasos evidentes que sólo en este grito encuentra el tan anhelado éxito. Este monólogo supone el culmen de una larga investigación de su autora por combinar las disciplinas clown, cabaret y algo de bufón, para volver siempre entrañable la crítica, siempre suave el dolor y hacer del acto teatral una experiencia cotidiana y familiar para el público quien será una diva más al finalizar este ritual de iniciación escénica. Adriana Moles se convierte con este monólogo en uno de los más importantes referentes de la investigación contemporánea del cabaret. Divas de Corredor es sin duda, un afortunado fenómeno teatral cuyo objetivo principal es la celebración de la vida y para ello convierte el final de la obra en una innegable fiesta que derriba cualquier frontera posible entre el ejecutante y la audiencia.